Cebolla caramelizada

Cómo hacer cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

Porque sabemos que eres un apasionado de la cebolla caramelizada, hemos recopilado para ti las mejores versiones de esta guarnición tan sabrosa. Es muy sencillo de hacer, y sabrá mucho mejor que la cebolla caramelizada comercial. La puedes poner de acompañamiento de carnes, aperitivos, pastas, pescados y verduras, nunca falla.

Una guarnición ideal para acompañar este listado de recetas de solomillo, o estas otras de atún con cebolla.

Hacer cebolla caramelizada

Hoy en día, la cebolla caramelizada forma parte de un gran número de elaboraciones gastronómicas como una excelente guarnición. Al principio fue utilizado sobre todo para acompañar a diferentes recetas con foie a la plancha pero hoy en día podemos utilizarla para acompañar pinchos y montaditos, carnes, tortillas o incluso pescados y mariscos.

La cebolla caramelizada combina muy bien con elaboraciones gastronómicas que tengan cierto toque salado, equilibrando ese sabor, y también con aquellas que cuenten con algo de grasa, como por ejemplo el foie. Si también quieres utilizar esta guarnición en tu casa, vamos a enseñarte cómo prepararla.

Hacer cebolla caramelizada

Se dice que con el método más tradicional se tarda más, pero el resultado es el más sabroso que se puede conseguir, por ello queremos enseñaros esta receta.

Ingredientes

  • 3 cebollas medianas.
  • 1 vaso pequeño de coñac.
  • 50 gramos de azúcar moreno.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de elaboración

Limpiaremos bien las cebollas, quitándoles los bordes y la primera capa. Después las cortaremos a la mitad y las partiremos en juliana, pero no demasiado fina, de poco menos de medio centímetro aproximadamente.

En este caso se recomienda elegir las cebollas que son más dulces, para ayudar a una mejor caramelización.

En una sartén amplia echaremos un poco de aceite de oliva, aproximadamente una cucharada, y colocaremos toda la cebolla junto al azúcar. A más cebolla más aceite, pero sin echar demasiado porque la cebolla suelta agua, lo que contribuirá a caramelizarla.

La dejaremos a fuego suave y removiendo cada determinado tiempo, pero podremos olvidarnos de ellas durante un buen rato, por lo que podremos estar haciendo otras cosas por la casa.

Poco a poco, además de quedar completamente pochada, la cebolla ira adquiriendo el tradicional color dorado brillante y cuando llegue este momento, nuestra receta ya estará finalizada y podremos o reservarla en un plato o acompañar directamente a la comida. Seguro que no podréis resistiros a tomar solamente un poco.

Consejos

Si se hace más cebolla caramelizada que la que se va a consumir, no hay problema, porque podemos dejar que enfríe y utilizar un bote de conserva s vacío y limpio para guardarla, lo meteremos en el frigorífico y la volveremos a utilizar cuando lo necesitemos.

De esta forma, siempre que se vaya a hacer esta guarnición, lo más recomendable es hacer una buena cantidad la misma vez y tener reservas para no tener que prepararla de nuevo.

Si disfrutas en la cocina, te dejamos aquí las instrucciones para hacer guacamole casero y la mejor receta de ensaladilla rusa.

Más Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada sin azúcar

Normalmente, cuando pensamos en cebolla caramelizada, solemos tener en cuenta al azúcar moreno como uno de los ingredientes indispensables para conseguirlo, pero no es necesario utilizarlo para conseguir que la cebolla se caramelice, algo estupendo para aquellas personas que no pueden o deben tomar azúcares.

La receta que os vamos a dar es de cebolla caramelizada sin azúcar, y el sabor es prácticamente el mismo.

Leer completo

Cebolla caramelizada en Thermomix

Aunque hace unos cuantos años no era demasiado común verla, la cebolla caramelizada se ha convertido en un auténtico éxito dentro del mundo de la gastronomía y cada vez son más los platos que la tienen.

Si quieres prepararla en tu casa y utilizarla como guarnición de muchos platos o montaditos, te invitamos a que continúes leyendo porque vamos a enseñarte cómo se hace con la Thermomix.

Leer completo

Cebolla caramelizada con queso de cabra

Cuando hablamos de cebolla caramelizada normalmente solemos pensar en ella sola, pero gracias a su gran versatilidad, nos encontramos con infinidad de propuestas diferentes en las que puede ser uno de los ingredientes estrella.

Si quieres sorprender a los tuyos con unos canapés que les resultarán deliciosos, te vamos a echar una mano compartiendo contigo la receta de la cebolla caramelizada con queso de cabra. ¡Se chuparán los dedos!

Para su elaboración necesitaréis:

Leer completo

Cebolla caramelizada con cerveza

Existen infinidad de formas de preparar una guarnición tan deliciosa como es la cebolla caramelizada y también hay tantos ingredientes con la que hacerlas que nos resultará impresionante la cantidad de sabores que pueden conseguirse solo con la base de la cebolla.

En esta entrada queremos compartir con todos vosotros una forma diferente de preparar la cebolla caramelizada, para que podáis disfrutar de un sabor alternativo al clásico, pero muy original. Cebolla caramelizada a la cerveza. ¿Qué os parece?

Leer completo

Caramelizar cebolla en el horno

La cebolla caramelizada es una guarnición muy sencilla de hacer y existen muchas formas de elaborarla. Se puede hacer con la Thermomix, en una sartén, sin azúcar, etc.

En esta ocasión vamos a enseñaros cómo hacer cebolla caramelizada al horno, una forma más de prepararla y con la que se consiguen excelentes resultados en muy poco tiempo y por muy poco trabajo.

Leer completo

Como nota adicional aquí tienes el sitio web oficial del concurso Raiola manda y no el panda. ¿En qué consiste? Tal y como indican las bases, quien quiera es libre de enviar por email su plato de cocina especial. Ese del que esté especialmente orgulloso. Eso sí, se pide que cumpla los requisitos explicados en su web. Que basicamente son ceñirse al listado de ingredientes indicado. Por lo demás, tienes plena libertad para desatar toda la creatividad del chef que llevas dentro.

La cebolla confitada se utiliza en casi cualquier tipo de alimento. Incluso en recetas como el fideua. Se puede llevar en un tupper para los días en que cocinamos en el campo. ¿A quién no le gusta una barbacoa? Yo estaría encantado con una de estas barbacoas, pequeñas y prácticas. Pues bien, si cocinamos unas hamburguesas u otro tipo de carne nos vendrá perfecto de acompañamiento.